Atesoran más de 125 años de experiencia elaborando anises, rones, brandies, ginebras, en una palabra, destilados supremos distinguidos con el sello El Tajo. Son destilados capaces de ofrecer tragos siempre emocionantes, que suman todos los sabores de Ronda.

Todos esos productos van a protagonizar momentos de relieve en el acontecimiento Ronda Destino Gourmet, que tendrá lugar en la ciudad durante los días 21, 22 y 23 de septiembre.

ALAMBIQUES QUE DESTILAN GLORIA

La Destilería El Tajo, fundada en 1895 por Diego Ruíz Iborra, basa la calidad de sus productos en procesos artesanales capaces de aseguran resultados excepcionales tanto en sus clásicos, caso de los anises o brandies, como en sus propuestas más recientes, caso de las ginebras Premium y de los licores sin alcohol.

Los alambiques de la destilería El Tajo son los ejes del éxito de sus productos entre la clientela Gourmet. Se trata de alambiques que trabajan rodeados de agua caliente, es decir, al baño María. Dicho colchón líquido imposibilita el impacto del fuego sobre el propio depósito, evitando así la quemadura de los botánicos presentes.

En un tiempo de micro alambiques, de experimentos de destilación a todos los niveles, es un lujo contar con alambiques tradicionales protegidos del fuego directo. Estos equipos de cobre, fabricados artesanalmente miman los macerados vertidos en su interior.

El equipo responsable de Destilerías El Tajo rinde culto a la mejor tradición de Ronda a través de unos alambiques con solera. Son los únicos capaces de transmitir los aromas y sabores mágicos de una ciudad irrepetible a clásicos de siempre, como es el caso de los anises, hasta creaciones recientes, como el limoncello, todo un prodigio de elegancia en la nariz y en el paladar.

LAS SORPRESAS DE UNA SERRANÍA SINGULAR

Chupitos o tragos largos, sabores de siempre o creaciones de actualidad, estas son algunas de las propuestas estelares incluidas en el abanico de productos de Destilerías El Tajo.

La empresa de destilados referente de Ronda presenta ginebras poderosas y refinadas como 1895 London Dry Gin, elaboradas con enebro, eje de cualquier ginebra de prestigio, semilla de cilantro, raíz de angélica, piel de naranja y piel de limón. También presenta ginebras frutales como Tagus, con sabores de fresa o mango.

Otro de los emblemas de la empresa rondeña es el ron, un ron añejo con el nombre de uno de los bandoleros más famosos de todos los tiempos: Tragabuches. Es el homenaje a una leyenda de la Serranía, a una forma de vida que encendió la imaginación de todos los viajeros románticos, precursores de los turistas cultos de la actualidad.

El clásico entre los clásicos de Destilerías El Tajo es un brandy, el gran reserva 1895, embotellado con todo lujo para situarse en el vértice superior de una colección que también incluye: brandy reserva Palacio de Mondragón; brandy El Tajo; y Ponche El Tajo.

En una palabra: cada propuesta de Destilerías El Tajo libera la fuerza de Ronda como fuente de sensaciones Gourmet, en cualquier trago, en cualquier copa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here