Escenario relajado, carta corta pero repleta de propuestas muy apetecibles, servicio hiper profesional y cercano, atención rápida, estamos en Martirio Limón, en Mijas Costa, en una terraza amplia y confortable para facilitar la conversación, la convivencia, a cualquier hora del día.

Nuestro almuerzo informal en el territorio de Angel Urzaiz descubre el potencial de la cocina Verde, que mima verduras y frutas respondiendo así a las generaciones Gourmet más jóvenes.

El cocinero nacido y educado en los fogones de La Rioja, puntal de Martirio Limón junto a su hermano, atesora el secreto de las experiencias en la mesa repletas de color, ligereza y potencia tanto en la nariz como en la boca, además de ser… vegetarianas.

Angel Urzaiz es un impulsor de las nuevas tendencias “verdes” bien apoyado por su compañera de existencia, vegetariana convencida y creadora de buena parte de las propuestas dulces de la carta.

RUSA O BRAVAS, ELECCIÓN CRUCIAL

Entramos en acción en Martirio Limón, en pleno paseo central de Mijas Costa, con dos grandes clásicos: la ensaladilla rusa y las patatas bravas, que alcanzan nuevos niveles gracias a la creatividad chispeante, vivaz desplegada en la cocina de esta casa.

Un anuncio televisivo de cervezas se empeña en demostrarnos que no hay dos cervezas iguales. Angel Urzaiz nos confirma que no hay dos ensaladillas rusas equiparables y que la suya se sitúa en lo más alto de la lista de las 10 Mejores del momento.

Un par de detalles: el atún confitado y el cebollino que combina con la patata, marcan nuevos referentes. Cada bocado es un golpe de frescor natural, de aromas vivaces, divertidos, que se redondea con el atún. La elaboración es impecable, a la moda de Málaga, referencia mundial en rusas… hablamos de ensaladillas, claro está.

De lo sutil a lo potente. Nuestra siguiente experiencia en la mesa de Martirio Limón se llama: patatas bravas con alegría. Mejor olvidarse de todos los clichés sobre bravas, algo que es complicado para mí como madrileño, tras haber catado algunos platos de bravas en tabernas emblemáticas de la capital.

Los Urzaiz han hecho el milagro. Sus bravas están entre las 3 mejores que he saboreado en la vida. ¿Sus secretos? Muchos y muy originales. Se cortan con molde, para quedar perfectamente cúbicas. Se vacían con cuchara para introducir la salsa y se confitan en aceite a temperatura muy suave antes del golpe final de calor.

La alegría, ese picante enérgico, emocionante, pero no agresivo, homenajea a La Rioja: se hace con guindilla de aquella tierra tratada, eso sí, como si fuera kinchi. La persona sentada a la mesa de Martirio Limón añade la cantidad exacta a cada una de las bravas con un sorprendente… cuentagotas medicinal.

Textura suave con un punto casi crujiente, sabor intenso a patata de calidad y la nota divertida del picante incitan a consumir varias bandejas. Genial.

LA SOLUCIÓN MÁS AROMÁTICA

La ensalada de tabulé, menta y fruta de temporada de Angel Urzaiz en su escenario de Mijas Costa convence nada más llegar a la mesa. Salta el amor a primera vista.

La zanahoria que corona la propuesta, cortada en una tira larga como la mejor pasta de Italia, los toques rojos de las fresas y el verde de la menta conforman un lienzo de Naturaleza.

A partir de ese momento disfrutamos con el tabulé, con sabores refrescantes que satisfacen el paladar sin sumar calorías innecesarias. Perfecto para días calurosos y para reponer fuerzas después de una jornada activa de playa, con horas de ejercicio tonificante.

Me queda el recuerdo de ese frescor, del contrapunto entre menta y fresas. Muy divertido.

EL TARTAR SE VA A LA HUERTA

Atención vegetarianos, atención flexiterianos, llega vuestro plato. El tartar de aguacate y tomate con plátano macho y mostaza de Martirio Limón confirma que el camino Verde en la mesa ya es totalmente irreversible.

No lo digo yo, sino el propio Daniel Humm, responsable de Eleven Madison Park, el restaurante emblemático de Nueva York. Su reapertura, el próximo 10 de junio, se realizará sin carnes, pescados, ni mariscos en la carta.

Daniel Humm renunciará a todo aquello que no provenga de la agricultura, como ya contamos en otros post de esta web. Angel Urzaiz ya se ha adelantado en ese camino, el único posible en el mundo actual, creando un plato emocionante y… verde.

Aguacate y tomate combinan de modo esplendido sus texturas suaves, acariciantes, con el contrapunto crujiente del plátano macho. Los sabores se entrelazan de un modo delicado con la complicidad de una mostaza vivaz, presente en la boca pero nada invasiva. Es Matrícula de Honor.

POSTRES, PARA PERDER EL SENTIDO

Tenemos… enchufe con el señor de los fogones de Martirio Limón, por eso pudimos catar cuatro de sus especialidades dulces: el arroz con leche, según receta de su propia madre; la tarta de zanahoria, absolutamente vegana, de su esposa; la tarta de queso, elaborada con queso Idiazabal; y el brownie.

Avanzamos que la bandeja era una tentación irresistible… y no nos resistimos, para disfrutar así de momentos memorables.

El arroz con leche es sutil, casi ingrávido, con un dulzor elegante. Más líquido que sólido, muy aromático. Supremo.

La tarta de zanahoria se mueve en esa misma línea. Porosa, mullida y con fuerza, con un guiño claro al vegetal del que procede. Aromática, exquisita.

En Martirio Limón se saborea una tarta de queso más compacta de lo habitual y con sabores más potentes. Es el cierre perfecto para un menú tan atípico como el nuestro, que solo reunía entrantes y tenía una gran proporción de platos vegetarianos. Alta Cocina clásica en la hora dulce.

Finalizamos, ahora sí, con un brownie también tradicional. Muy bien cocinado, con un sabor intenso a chocolate puro, contrapunto perfecto para el helado de vainilla cremoso y delicado.

Almuerzo singular en Martirio Limón. Hemos visto por donde se mueve la mejor cocina de mañana mismo, es emocionante, sorprendente y, muy importante, super asequible, para disfrutarla al menos una vez a la semana sin daño para la economía.

La Naturaleza se cuela ya en los fogones para bien de todos… por favor: no pongan puertas al campo. Angel Urzaiz sabe como hacerlo posible y lo evidencia en Martirio Limón, en Mijas Costa.

UVAS FELICES PARA EL MARIDAJE

La carta de vinos de Martirio Limón es ajustada pero suficiente para maridar de forma general todas sus propuestas gastronómicas. Tanto por botella completa, como por copas. Vinos muy ricos a precios ajustados.

Arrancamos con el sauvignon blanc de Rueda, Fenomenal, de Uvas Felices. Perfecto para abrir y limpiar el paladar, armonizando muy bien con la ensaladilla rusa y las patatas bravas.

Dado que nuestra primera experiencia en Martirio Limón se centró en la primera parte de la Carta de Entradas, elegimos para continuar el rosado Sospechoso de la Tierra de Castilla, también de Uvas Felices elaborado en colaboración con la familia Eguren de Laguardia en La Rioja alavesa.

Un original coupage de bobal y tempranillo vestido con seis etiquetas diferentes que se comercializan de forma aleatoria, muy sabroso, aromático y de acidez equilibrada. Vinos que acompañan, hacen sentir y te invitan a volver.

1 COMENTARIO

  1. Cocina de gran, grandísimo, nivel pero sin renunciar al aspecto desenfadado, al toque divertido. Hemos disfrutado de un almuerzo muy feliz. Volveremos para catar ya los platos principales, que son igual de sugerentes.

Responder a Angel Marco Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here