Zoe es el restaurante recién abierto en el centro de Marbella, concretamente en la planta baja del Hotel Baviera, en la calle Calvario número 4, del Chef Álvaro Morales, uno de los más reputados, conocidos y queridos de Marbella. Un profesional históricamente comprometido con la integración de personal discapacitado. Una propuesta, que lleva el nombre de la hija de Álvaro de seis meses, de la que nos sentimos muy orgullosos por varias e importantes razones.

La primera es el concepto: una casa de comidas de nueva generación. Un espacio amplio y luminoso, con comedor interior y terraza, muy actual, decorado con sencillez, originalidad y un enorme cariño. Se ofrece un menú semanal contemporáneo, con presentaciones divertidas y sorprendentes, elaborado con los mejores productos de mercado. El Menú está compuesto por un primero, un segundo, postre o café y copa de vino y el precio es estupendo para Marbella, 14,50 euros. Un concepto necesario en el centro urbano de una ciudad importante como Marbella.

La segunda y fundamental es porque el restaurante hace realidad una de las grandes necesidades de la sociedad: la integración de personal discapacitado. Zoe nace vinculado a Fundatul, ONG de Marbella que tiene como objetivo la tutela, protección, formación, asistencia personal y trabajo con apoyo de personas discapacitadas. En Zoe parte del equipo es personal discapacitado que está completamente integrado. Son profesionales en formación con muchas ganas,  muy cariñosos y que nos hacen disfrutar aún más con la experiencia gastronómica.

Zoe es nuestro restaurante, un espacio para todos los días, para quedar en grupo o también sólo porque allí siempre se encuentran amigos. Una propuesta gastronómica que engancha, con marcada personalidad, donde realmente te sientes como en casa. Una casa familiar, bonita y donde la comida sabe a amor. Reconfortante.

Una muestra del sabor de Zoe fueron los platos que Álvaro Morales eligió para nuestra mesa:

Arrancamos con unas patatitas servidas con una original presentación de sillitas sobre un cristal. Una sonrisa y el mejor sabor para arrancar.

Después la sencillez y exquisitez de una ensalada de tomate regada con aderezo de Té Matcha servida en una Tetera. Viva la fiesta en Zoe.

Seguimos con unos divertidos chipirones ahumados.

Berenjena a la miel de caña, sorprendentemente presentadas como sabe hacer tan bien Álvaro.

Para cerrar con atún en tempura japonesa.

Tres postres caseros para cerrar en base a cremosos de chocolate, frutos rojos y tarta de manzana.

Una comida muy gratificante que disfrutamos con la enólogo y propietaria de Bodegas Acontia, Maite Geijo, con quien catamos dos de sus propuestas: el blanco 100 por cien verdejo de Toro y el tinto Acontia 6, tempranillo de Ribera de Duero. Vinos gastronómicos, divertidos y con carácter. Perfectos para el espacio Zoe.

Felicidades a todo el equipo de Zoe y gracias por regalarnos el restaurante de la alegría y el compromiso. Muy All Stars y donde #JuntosBrillamosMas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here