El servicio de sala debe seguir mejorando, según Esperanza Peláez, periodista y responsable de Málaga en la Mesa de Diario Sur

“Recuerdo que cuando era pequeña iba con mi familia a Marbella buscando la excelencia, en todos los sentidos, y a Torremolinos, para encontrar la modernidad”, explica la periodista malagueña Esperanza Peláez, responsable del suplemento gastronómico semanal de SUR, Málaga en la Mesa, y añade: “Marbella, unos años después, se mantiene como exponente de esa misma excelencia y, desde luego, también en la gastronomía. Eso es estupendo para Málaga”. La periodista, una de las mejores conocedoras de la realidad gastronómica de la provincia, afirma que Marbella y Málaga son dos mundos muy diferentes, pero considera que no se dan la espalda.

Esperanza Peláez, licenciada en filología clásica que dio el salto al periodismo realizando el Master de El País, ha protagonizado e impulsado la evolución de la gastronomía en Málaga en los últimos años. Ya antes de liderar el proyecto de Málaga en la Mesa, que arranca su séptimo año, con sus trabajos periodísticos para medios de comunicación, tanto nacionales, como internacionales, libros… También con su propio proyecto personal del Club Gastronómico de Km. 0 que cuenta con seis años de vida.

Con ella hemos hablado de la revolución que ha vivido la gastronomía tanto en Málaga, como en el resto del mundo y, sobre todo, del futuro del sector. ¿Cómo has vivido la intensa evolución gastronómica de la que Málaga en la Mesa ha sido uno de los grandes motores?: “el final del boom de ladrillo exigía nuevos sectores para mantener el crecimiento y la hostelería y el agroalimentario han funcionado excepcionalmente bien como motores. En Málaga en la Mesa arrancamos desde lo básico, con información de productos, cocineros, platos, etc. Luego se ha evolucionado con naturalidad. Dando valor añadido a la información y con mayor retroalimentación entre los protagonistas”.

La periodista considera que hay mucho camino por recorrer, tanto en el mundo, como en España y en Málaga. “Los productores, la industria y los consumidores se han enfrentado a la gastronomía con una mentalidad nueva, lo que está generando una gran evolución y queda mucho por delante”, señala y destaca la importancia de mayor capacidad inversora como elemento fundamental. En el futuro, considera que seguirán llegando nuevos productos, muchos para quedarse como la quinoa, también formatos, por ejemplo, tipo colecciones, utilización de los productos, etc.

Esperanza, como Marbella All Stars, muestra especial interés por las tendencias de la alimentación para la salud y los super alimentos como la moringa o la espirulina.   

Pero considera que la restauración malagueña necesita mejor servicio de sala, o como dice, acogida, así lo explica: “en la mayoría de los restaurantes de Málaga se come bien, pero falta anfitrión. Esa persona que conoce todos los gustos del cliente y hace que te sientas el verdadero protagonista. Hay que reivindicar cuando se sale a comer fuera que yo y mi experiencia son lo más importante y eso sólo se consigue con profesionalidad en la Sala. Un buen sumiller, por ejemplo, tiene un enorme poder de fidelización”.

Mucho camino por seguir recorriendo. Un camino que cada sábado se ilumina más con el faro que supone Málaga en la Mesa, con la práctica de un periodismo objetivo e independiente, el único capaz de generar tendencias y corrientes de opinión en la audiencia. Felicidades a Esperanza Peláez y todo el equipo de Málaga en la Mesa por su excelente y brillante trabajo.

2018-02-08T11:04:28+00:00