SaVor, el restaurante revelación de San Pedro Alcántara de 2017, arranca la nueva temporada con la misma originalidad y energía que le convirtió rápidamente en todo un referente, pero con una propuesta aún más refinada y profunda. SaVor refleja toda la personalidad de Pablo Castillo, su Chef Ejecutivo y uno de los tres propietarios. Un profesional inquieto y trabajador incansable, viajero, con influencias cubanas y malagueñas, generoso y siempre con los píes en el suelo.

SaVor es un restaurante absolutamente correcto, en todos los sentidos. Desde luego gastronómicamente, pero también con una confortable y personal Sala, donde el comensal disfruta y se divierte a un precio razonable. Marbella All Stars descubrió el talento de Pablo Castillo, a través de Paco García, creador y director del restaurante El Lago de Marbella, con estrella Michelin que contaba: “me senté a probar y no paré de tomar tapas a cual más original, sorprendente y bien hecha”. Paco García ha sido, de hecho, uno de los comensales de SaVor en su segunda temporada.

Presentamos SaVor en un reportaje que se publicó en agosto http://www.marbellaallstars.es/savor-nuevo-restaurante-gastronomico-san-pedro-alcantara-engancha/ Catamos su original y diferente propuesta y destacamos la fuerza y profundidad de sabores, la armonía de contrastes. Sus platos nos transmitían muchas historias, todas diferentes y divertidas, fruto de la inquietud del chef. Pero pensamos que, tal vez para crecer mejor, había que centrarse en uno de dichos caminos. En una palabra, madurar sin perder la inocencia y autenticidad que nos enamoraba de SaVor. A finales de año regresamos al restaurante y nos volvió a conquistar, convirtiéndonos en todos unos fans.

Una cocina imprevisible, vibrante y brillante

La evolución para la segunda temporada ha sido la correcta. El mensaje del concepto gastronómico se ha sosegado, ganando en profundidad y claridad: cocina joven, moderna, desenfadada, sincera, con dominio de la técnica, donde se fusionan los dos mundos de Pablo, sus raíces malagueñas y su paso por Cuba. El cocinero no ha renunciado a sus influencias cubanas pero las ha integrado con más fuerza y equilibrio. La Sala y la gestión de la bodega también ha ganado de la mano del nuevo responsable Paco Morales, con una sólida carrera pero cargado de ganas y que controla muy bien todas los secretos de recibir al comensal y hacerle sentir en casa.

Equilibrio para un segundo año que debe de seguir impulsando a SaVor a lo más alto y hacerle conseguir menciones en las Guías más importantes. La propuesta que catamos a mediados de febrero ha sido:

  • Arrancamos con una divertida sorpresa a modo de snack, aceitunas aloreñas, pan cateto con AOVE Cortijo el Solano variedad Koroneiki y chicharrón de trigo con emulsión de tomate y albahaca fresca.
  • El primer plato es un guiño de SaVor a la cocina española innovada, según nos cuenta Pablo: pulpo al limón glaseado, mini patata de feria, cremoso de limón y AOVE ahumado. Sabores del pulpo de feria de la niñez de los malagueños servido en un original recipiente con campana.
  • Y sigue el SaVor cubano, con un sandwich cubano en pan cristal, embutido asiático de presa ibérica, cremoso de queso payoyo, mahonesa de mostaza con miel, tomate y encurtidos. Para no aburrirse, nos encanta y con la sorpresa de estar servido sobre una piedras cogidas en Ronda y preparadas como soportes
  • A continuación el “atún con premio” o la Mejor Tapa de Málaga 2017 y merecida, es un plato redondo. En esta cena uno de los preferidos. El niguiri-croqueta liquida de kimchi con tartar de ventresca de atún y guacamole de wasabi. Lo debe degustar todo el mundo.
  • Como sugerencia del día anguila ahumada, foie miquit con dulce de jengibre, salsa de jengibre y soja, texturas de remolacha y holandesa noisette de salsa de ostras. Imprevisible, con mucha aspiración y resultado redondo. SaVor en estado puro. Ese es el camino
  • El último plato con SaVor a mar es un enchilado de centollo con cangrejo de concha blanda frito en tempura y curry rojo tailandés. Emoción y complicidad total.
  • El mundo dulce para terminar es “1, 2, 3, 4 chocolate”: cremoso de chocolate con su helado en tierra de cacao, trufas, kumquat y dulce de leche. Servido en un original plato alargado. Deleite gastronómico.

El maridaje no se quedó atrás y fue igual de sorprendente y vibrante, con vinos diferentes de precios muy razonables. Arrancamos con las burbujas de Zanzo, verdejo frizzante, de la Tierra de Castilla y León. Perfecto para arrancar una comida,  chispeante y muy aromático. Después un envolvente Brut Rosé Carayol & Castellar, toda una sorpresa llegada de Granada, elaborado artesanalmente a base de uvas de las variedades autóctona Gordal y Garnacha tintorera, según el método tradicional champanoyse, Seguimos con Alconde sauvignon blanc de Navarra, perfecto para terminar una cena chispeante. El homenaje final fue el Oporto Cruz maridado con el festival de chocolate.

Bravo a SaVor por su brillante evolución. Es aconsejable pasarse muchas veces y catar todo, como comenta el Chef Ejecutivo de Río Real, Txema Palacio: “yo voy mucho y he probado todo”. Seguiremos atentos a un restaurante nacido para brillar. SaVor está en la Calle Andalucía 6, Local 4, de San Pedro Alcántara y el teléfono es 951 53 17 77.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here