Salduna Beach, inspiración estética y gastronómica impulsada por Trudy Chinarro y un gran equipo

Los restaurantes de playa con estilo propio son valores singulares de Marbella. La oferta es amplia y tienen un gran potencial. Se trata de productos turísticos y gastronómicos muy interesantes, pero su gestión resulta complicada, pues son muy estacionales. En su inmensa mayoría cierran durante los meses de invierno y mantener la fuerza y coherencia tanto del concepto como del equipo resulta realmente complejo.

Trudy Chinarro, una profesional con larga trayectoria de éxito en Marbella ha conseguido esta auténtica hazaña con Salduna Beach, la propuesta de playa del grupo empresarial del Grupo Atento en Estepona, de quien también forman parte Salduna Catering y Purobeach, que arranca la temporada con un concepto redondo y refinado, una carta gastronómica vibrante y un equipo entusiasta y motivado.

Salduna Beach está en la playa de la Urbanización de Benamara, en el municipio de Estepona, junto a San Pedro Alcántara, una de las más bellas y señoriales de toda la Costa de Sol. En un paraje realmente hermoso. Trudy ha arrancado la tercera temporada a cargo del equipo con una propuesta con mucha personalidad, tanto estética y de estilo como gastronómica y de servicio. Porque en Salduna Beach todos los elemento forman parte de un todo de elegancia, armonía e inspiración. Un entorno articulado para amar.

Colores suaves, mobiliario de calidad aunque el espacio sea de playa, también calidad de mantelería, vajilla y cristalería y, sobre todo, muchos detalles, pero manteniendo siempre la sobriedad más elegante. En Salduna hay sensibilidad de familia y disfrute, sin los gritos, algarabía o excesos propios de algunos Beach Club.  Esencia de Mediterráneo para disfrutar.

La Carta es suficientemente larga para crear interés, pero concisa para no perderse. Nuestra experiencia fue sorprendente por sutilidad y explosión de sabores, divertida por variedad de propuestas y preparaciones y muy inspiradora, por una sobremesa que sólo el espíritu de Trudy y su equipo puede facilitar. Auténtico lujo tranquilo. Vanguardia junto al mar para una sociedad global.

Así fue la experiencia:

Gazpacho de mango para abrir boca y prepararnos emocionalmente para disfrutar.

Tartar de Atún rojo con ajoblanco de coco, según la receta creada por el chef y Presidente de Marbella All Stars, Diego del Río, para Salduna Beach. Explosivo y atrevido. Nos conquisto esa faceta más informal de Diego.

Tiradito de pez mantequilla con salsa “Samu”. Sorprendente y muy “adictivo”. Diferente. Trudy nos lo muestra en la foto que arranca esta información.

Ceviche de langostinos con mango y aguachile fruta de la pasión, también según receta de Diego del Río. Un platazo, visualmente precioso, equilibrado, profundo. Un plato que simboliza muy bien el concepto de Salduna Beach.

Para terminar una novedad de este año, pulpo en témpura con mango, pure de raíz de apio y patata violeta. Cromáticamente muy original, con una buena estructura perfecto para finalizar una gran experiencia.

Dos postres, uno a base de chocolates en diferentes texturas y yogourt con fresa y hierbabuena. Envolventes y divertidos.

Maridamos el menú con el cava rose brut, Federico Paternina, 70 por ciento Monastrell y 30 por ciento Pinot Noir que nos proporcionó un burbujeante y divertida armonía con los platos.

El precio es asequible, a partir de 30 a 40 euros se puede disfrutar de una fantástica experiencia con platos muy adecuados para compartir. Abierto desde las 11 hasta las 19 horas y de junio a septiembre con cenas en una escenografía de ensueño, que reúne velas, mar y mucha ternura. Porque Salduna Beach es una propuesta mimada, igual que cuida y mima a cada uno de sus clientes. Más en  http://www.saldunabeach.com

2018-05-02T16:23:30+00:00