Los restaurantes son espacios cada vez más activos y polivalentes. Propuestas que saben adaptarse a las necesidades reales de los clientes y ofrecerles lo que necesitan en cada momento día. El restaurante gastronómico del Gran Meliá Don Pepe, T-Bone, es un buen ejemplo de esta nueva tendencia con su nuevo Menú Ejecutivo.

Una excelente oportunidad para que tanto los residentes en Marbella, como los numerosos visitantes que la ciudad recibe por negocios puedan disfrutar de la exquisitez de un menú gastronómico creado por el chef Víctor Carracedo, en un marco turístico emblemático de Marbella. Con un precio, además, super interesante de 25 euros.

Tomarse un respiro al mediodía para disfrutar del restaurante del Gran Meliá Don Pepe, T-Bone, es un auténtico lujo. En primer lugar porque se encuentra en un lugar privilegiado del Marbella, junto al casco histórico, pero relativamente alejado en un enclave natural único. Frente a la montaña de la Concha y junto a la playa. Una de las zonas más bellas y emblemáticas de la ciudad.

La calidad gastronómica, además, está asegurada con el auténtico y genuino estilo del cocinero ejecutivo del Gran Meliá Don Pepe, Víctor Carracedo. Un cocinero muy atento a todas las nuevas tendencias, preocupado por la salud, que da una gran importancia a las verduras, elabora unos excelentes guisos y desde luego realiza un tratamiento impecable de las carnes. Un estilo muy personal que ha volcado con enorme acierto en el nuevo Menú Ejecutivo de T-Bone.

Puede elegirse entre cinco sugerentes primeros, otro tantos segundos y desde luego unos deliciosos postres. Una propuesta perfecta también para compartir y poder degustar más variedad. Todos los platos tienen unas cantidades muy generosas y mimadas presentaciones. Este último aspecto es especialmente importante, pues en ocasiones se cuida menos en los almuerzos de trabajo y es un auténtico error.

Los platos que catamos fueron tres deliciosas entradas. Las croquetas de espinaca y parmesano, en su punto. Perfectas para arrancar una gran comida y compartir. La ensalada de quinoa y verduritas escabechadas, todo un acierto, muy saludable y original, una autentico ejercicio creativo de cómo presentar una buena ensalada de forma diferente. Muy aconsejable. También las judías verdes con huevo campero frito, toda una sorpresa, con judías salteadas con ajo y cortadas a lo largo, que las hace más sabrosas. Todo un descubrimiento, muy sano, divertido de comer y exquisito.

Respecto a los segundos la elección fue el salteado de frisona con cebolleta tierna. Fantástico, como todas las carnes que se elaboran en el restaurante que dirige Víctor Carracedo. Otras propuestas interesantes son el  steak tartar de vacuno, también muy bien elaborado. Para los amantes de los pescados, se ofrece el mejor del día con puré cremoso. Todos suculentos.

Propuestas gastronómicas que pueden acompañarse con la estupenda bodega del Don Pepe o algo diferente, como una buena cerveza artesana. Para el postre tres opciones: una sanísima ensalada de fruta; el memorable arroz con leche de coco y especias de la casa y la tarta del día. En nuestra visita disfrutamos de la deliciosa tarta de queso que elabora el pastelero Jesús Lebrero.

Una nueva y estupenda propuesta gastronómica para el mediodía que hay que descubrir muy pronto: Menú Ejecutivo en T-Bone, Gran Meliá Don Pepe, de lunes a viernes, 25 euros con IVA incluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here