Los quesos de cabra de La Hortelana descubrirán en A Todo Queso su carácter exclusivo y artesano. Encierran la esencia del Valle del Guadalhorce, una de las principales “despensas” de la provincia de Málaga. Cuando arrancó su actividad se convirtió en la primera y única quesería artesanal de la zona.

La Hortelana es uno de esos lugares en los que se sigue mimando el producto como se hacía antaño. Nace por la iniciativa de Antonio Hormigos y de su esposa Mari Cruz que deciden transformar la leche de su propio rebaño de cabras de raza autóctona Malagueña, para mejorar la rentabilidad de su pequeña explotación. Unas 500 cabras y 100 ovejas les esperan, a diario, para salir a pastar por los campos del Valle del Guadalhorce. Una actividad de la que depende la calidad y el sabor único de unos quesos de cabra 100 por cien artesanales.

 La variedad de sus productos es inmensa. La cuajada láctica, el pate de queso curado solo o al pimentón, quesos semicurados o curados a las finas hierbas o al vino Málaga dulce son parte de su oferta. También podemos encontrar diferentes gamas de queso de leche cruda, recién ordeñada que no pasa por el proceso de pasteurización, manteniendo así el sabor de lo que come el animal.

Durante el proceso de producción aprovecha todo los ingredientes. Así, a partir de la leche con el cuajo se obtiene una mezcla de queso, en un 20 por ciento, y de un 80 por ciento de suero. Este último se utilizará posteriormente como materia prima para obtener requesón.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here