Montana es un clásico de la propuesta de alta gastronomía de la ciudad de Málaga y ejerce como tal. Un entorno único y noble, aunque con un toque de vanguardia, realmente uno de los mejores escenarios de la ciudad, unido una dirección seria a cargo de Pepe Nalda, con asesoría gastronómica de Richard Alcayde, hacen que no pasen los años por Montana. Un restaurante que opta por mantener una posición de discreción en pleno boom mediático del sector.

La fuerza de la juventud viene de la mano del chef  Daniel Muñoz, formado en la cocina de exigente restaurante El Lago, decano de los Michelin de Andalucía. Un profesional atrevido con enormes ganas de avanzar. Así como el responsable de sala, Manu Acedo, pendiente del comensal con ese toque de elegancia, educación, simpatía y también sosiego que marca la diferencia de un buen profesional que trata directamente con el cliente. Un estupendo equipo dirigido por un peso pesado como Pepe Nalda.

La experiencia gastronómica en Montana alcanza una calificación siempre sobresaliente y provoca las ganas de volver para seguir probando propuestas de la Carta.

 

 

Este fue nuestro Menú todo para compartir:

Un divertido buñuelo de mero y ajoblanco. Exquisito que hay que pringar en el ajoblanco, para luego tomarse la sopa fría. Una buena sorpresa para arrancar.

A continuación fideos negros tostados, langostinos y alioli de hierbas. Toda una sorpresa por puesta en escena y delicioso sabor. Un clásico muy original.

  

Ensalada de pollo al carbón con cous cous, rúcula, payoyo y piñones. Una original combinación de brillante resultado.

Huevos rotos al estilo Cándido. Un clásico reinventado muy inspirador.

Fantásticas mollejas de cordero con ajo negro, lima, boniato y aromáticos.

  

Carrusel de verduras a baja temperatura, mojo, pistachos y cream fresh, refrescante y muy saludable.

Finalizamos con un estupendo Solomillo de ternera con patatas fritas y pimientitos elaborado en su punto perfecto.

  

Todas propuestas formidables, con emplatados impecables. Maridamos la comida con Vidueños de Sedella 2016, un estupendo blanco de las Sierras de Málaga fermentado en barrica y elaborado con un coupage de Moscatel de Alejandría, en un 45 por ciento , “vidueño” de Doradilla, Montúa, Calona, además de otras variedades locales.

El precio es muy competitivo en relación con la calidad. Así es Montana un valor seguro en la ciudad de Málaga.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here