Son jóvenes, sobradamente preparados en gestión de alta hostelería y tienen toda la ambición del mundo. Así es el grupo de emprendedores que acaba de arrancar hace poco más de una semana Meksian, un prometedor restaurante fusión de cocina mexicana y asiática, que aporta pasión, diversión y calidad a la oferta gastronómica de Puerto Banús.

Ellos son Ali Quilez, como principal responsable, con Nicolás Mirasson como chef y Pablo Olivares como Sushi Man. Un trío de ases al que se une un gran equipo de profesionales, con el nexo de unión de que la mayoría ha pasado por el Gran Melía Don Pepe, sede de la última Cumbre de Marbella All Stars y auténtica plataforma de formación de grandes profesionales.

El concepto de Meksian es claro, una propuesta joven, de elevada calidad y bien articulada, con platos de inspiración mexicana y asiática. Propuestas muy interesantes, equilibradas, realizadas con productos de altísima calidad, evitando, al máximo, productos transformados o salsas preparadas. En resumen, una comida rica, saludable, muy actual y divertida de comer. Un auténtico revulsivo muy necesario para dinamizar gastronómicamente Puerto Banús, un destino atrayente aunque también maduro al que hay que dar chispa.

Frida Kalho como musa inspiradora

La remodelación y tematización de la sala ha sido sobresaliente, con una recreación muy atractiva, con un cuadro de Frida Kalho a la entrada, totalmente inspirador, la divertida colección de calaveras de colores encima de las mesas, la barra al fondo, la bodega iluminada, la cocina vista, además de la terraza exterior. Un ambiente muy fresco, original y cuidado.

Respecto a la Carta está muy pensada para compartir con una amplia selección de Entradas, propuestas originales de pescados y carnes de enorme calidad.

La propuesta de sabores para arrancar es muy variada: guacamole, nachos con carne, quesadillaS bien picantes de pollo y jalapeños, fajitas artesanales, es decir realizadas en casa, de ternera, pollo o langostino acompañadas de guacamoles casero, nata agria y pico de gallo, rollitos vietnamitas o nems, la ensalada poke de salmón, témpura de verduras… Una cualidad muy destacable de Meksian es que todas sus tortas, picos de gallo, etc son de elaboración propia, como muestra de su elección de la máxima calidad.

Muy recomendables para arrancar las gyozas de pollo braseado y verduras o gambas al estilo japonés en su punto y muy bien presentadas, hay que probarlas.

Productos de máxima calidad

Buenísimos también los tacos cochinita pi bil, con cebolla roja, achiote y cilantro, con un sabor muy característico y también se pueden elegir de cerdo o de ternera en salsa teriyaki.

 

 

 

Deliciosas las propuestas de sushi con Roll de atún con salsa picante, de ternera, de tempura de langostinos, vegetal y california roll.

Los pescados están preparados en recetas clásicas como ceviche, tartar de atún y otras más arriesgadas y muy equilibradas como el tataki de atún sobre cama de juliana de verduritas y setas shitake finalizado con puré Robuchon, todo un acierto. También el salmón teriyaki con noodles y verduras salteadas al wok.

En las propuestas de carne, nuestra preferida es la costilla de cerdo ibérico deshuesada, marinada en lima y cerveza mexicana glaseada en salsa barbacoa con patatas fritas, deliciosa y muy personal. Llamada a convertirse en un clásico. Además de su hamburguesa de autor, Meksian de vacuno mayor a la brasa, queso provolone, guacamoles casero y cruch de totopos. O también la entraña. En los tres casos una carne de gran calidad y perfecta elaboración.

Un gran equipo

Todos los platos son técnicamente impecables, equilibrados y tienen un enorme desarrollo en función de las preferencias que vayan marcando los clientes.

Destacar la figura de la bartender, Paola Domínguez Morales, que nos recibió con un exquisito Meksian Margarita, con tequila, zumo de lima y mango. Una mujer a la que destinaremos un espacio especial en Marbella All Stars.

También los postres de Puri Morillo Daza, una de las mejores pasteleras de España con obrador en Málaga, que ha preparados para sus amigos de Meksian: Gianduja, un singular mousse de chocolate; Luna con mousse de chocolate y mandarina y Tropical con mousse de mango y yogurt de pasión. Apartado de postres que también trataremos en un espacio propio.

Así es el estreno de Meksian, un proyecto personal avalado por el trabajo de un grupo de jóvenes luchadores, por el que merece la pena luchar para que brille en las noches de Puerto Banús. Está justo enfrente de los Cines Teatro Goya y su precio medio arranca en los 35 euros.    

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here