El traspaso de un establecimiento de hostelería es un acuerdo por el que se puede llegar a estar al frente de un negocio totalmente instalado y en funcionamiento en solo unos días. Es un medio, de hecho, muy utilizado en el mundo de la hostelería. Para quien lo vende es una manera de rentabilizar los años de esfuerzo y trabajo empleados en levantar el local. Para quien lo compra es una manera de obtener una empresa funcionando, sin necesidad de empezar de cero.

Sin embargo, es necesario ser muy cauteloso en este tipo de contratos, porque igual pueden llevar a un éxito extraordinario como a un fracaso estrepitoso y problemas serios.

Si queremos que el traspaso salga bien, es importante estar informados y poder responder a las siguientes cuestiones:

  1. ¿Por qué se traspasa? Es importante saberlo, porque no es lo mismo un local que se traspasa por jubilación del actual propietario, que uno que se traspasa por falta de licencias. A veces se necesita tal inversión que antes de continuar el negocio se prefiere optar por el traspaso. A veces se trata simplemente de que el negocio da perdidas, y en este caso habrá que valorar la conveniencia de adquirirlo, o qué podemos aportar nosotros para cambiar esa situación.
  2. ¿Tiene deudas? Hay que ser cuidadoso, porque según la forma jurídica que le demos al traspaso, podemos acabar respondiendo de las deudas con Hacienda, Seguridad Social, arrendador. Para conocer mejor la situación, podemos solicitar que nos entreguen un certificado emitido por Hacienda y otro por la Seguridad Social conforme está al corriente de pago con ambos organismos.
  3. ¿Cuántos trabajadores tiene, y con qué tipo de contratos? En ocasiones, la partida de salarios es una de las más altas de la empresa, por eso debemos conocer de antemano la situación de los trabajadores, y negociar la forma en que realizaremos el traspaso, para que se adapte a nuestras necesidades.
  4. ¿Conocemos el contrato de arrendamiento? Es una parte esencial del traspaso, lógicamente no pagaremos el mismo precio por un traspaso sobre un local con diez años restantes de contrato de alquiler, que sobre uno al que sólo le reste uno y tengamos que negociar pronto con el propietario, ya que podrían cambiar sustancialmente las condiciones pactadas. O también porque hay contratos que no permiten la cesión o traspaso, o que obligan a pagar una parte del traspaso al propietario del local.
  5. ¿El local está al día? En licencias, horarios de apertura, sanidad, etc. Puede ocurrir que adquiramos un traspaso y luego nos encontremos con que tiene horarios de apertura restringidos o que hay problemas con la comunidad de propietarios a la hora de salidas de humos u otros.
  6. ¿Conozco datos económicos suficientes? Es primordial estudiar la marcha del negocio antes de considerar siquiera firmar el traspaso. No debemos tener reparos en pedir toda la documentación que acredite las cuentas, libros contables, declaraciones de IVA, retenciones a cuenta etc.
  7. ¿Qué tipo de contrato voy a firmar? Tenemos que conocer con tiempo las cláusulas del contrato, y asegurarnos de que se incluyen aquellas que nos protegen, como la responsabilidad del vendedor sobre cualquier deuda anterior a la fecha del traspaso.
  8. ¿Qué estoy comprando? No es lo mismo comprar la sociedad titular del contrato de arrendamiento y propietaria del resto de bienes y derechos, en cuyo caso seremos responsables de toda deuda que quede pendiente en cualquier concepto, que pactar la cesión del contrato de arrendamiento. Una vez más, la información y la transparencia del vendedor son imprescindibles.
  9. ¿Qué mejoras necesito hacer? Esta pregunta está muy relacionada con las anteriores, y me ayudará a conocer de qué cantidad de dinero necesito disponer. No será igual un traspaso que se produce por pérdidas, en cuyo caso debemos cambiar esa situación, mediante transformaciones en el local, en el menú, en la forma del negocio, mejoras en mobiliario, etc. También es necesario verificar el estado de la maquinaria y las instalaciones, ya que son partidas que pueden llegar a desequilibrar el presupuesto.
  10. ¿He hecho un estudio de mercado? Muy relacionado con la pregunta del por qué del traspaso, debemos conocer el entorno del local, el público al que se dirige nuestro producto, tipo de clientela, etc.

Una vez que conozcamos esta información, podremos valorar correctamente el traspaso que queremos adquirir, las posibilidades que tenemos de triunfar en el negocio y negociar mejor el precio a pagar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here