Los productos de la huerta ecológica de De Higos a Peras conquistan a la Alta Gastronomía de la Costa del Sol

Son tiempos de regreso a las esencias en la Alta Gastronomía. Tanto clientes particulares como profesionales de la hostelería demandan cada vez más productos ecológicos y con la frescura natural de la tierra, frente al dominio de la Gran Distribución y el cultivo masivo con productos químicos. De Higos a Peras es un proyecto ideado y liderado por Mariano Gudiel, licenciado en Educación Física que un día hace años, intentando comprar una calabaza a un trabajador del campo de Estepona, abrió los ojos ante la injusticia del mercado de proveedores con los agricultores locales. “Después de eso, empecé a vender cajas de verduras a un nivel muy minimalista, como hobby, pero parece que la cosa se me ha ido un poco de las manos”, comenta en tono de broma.

De Higos a Peras casa muy bien con la demanda de productos ecológicos que de un tiempo a esta parte predomina en la Alta Gastronomía, pero Gudiel tiene muy claro que sus pretensiones “son mucho más sencillas. Estamos muy mal acostumbrados con las frutas y verduras que nos ofrecen en las grandes superficies y yo quería un regreso a lo primordial: a la esencia del sabor. Además, el hecho de trabajar sin intermediarios hace que el precio no experimente una subida”.

En De Higos a Peras no poseen cámara frigorífica, ni almacenes. Con una superficie alquilada cerca del río Padrón (Estepona), asociado a agricultores locales y un equipo de dos repartidores (con el jefe siempre dispuesto a echar una mano), Gudiel dirige una empresa cooperativa que reparte verduras y frutas recién cortadas de la huerta en la puerta de cada familia o negocio que haya realizado su pedido. En un principio, su proyecto iba encaminado tan solo a clientes particulares, hasta que el estrellas Michelin como El Lago o el Grupo Dani García requirieron sus servicios. Hoy, De Higos a Peras reparte productos a bastiones de la Alta Gastronomía malagueña y andaluza como Restaurante El Lago, Lobito de Mar, Bardal, Kava Marbella, Restaurante Messina o el Hotel Las Dunas. “El concepto de De Higos a Peras casa perfectamente con la Alta Gastronomía, puesto que nos reclaman productos muy concretos de una máxima frescura y en cantidades limitadas. Últimamente ha crecido mucho la demanda de mini-verduras para acompañar los platos, además de nuestros tomates, que por su punto de madurez al estar en la tierra varios días son ideales para el gazpacho”.

La estrella del catálogo de De Higos a Peras es, sin duda, la variedad disponible de verduras recién cortadas de la huerta, sin químicos, cámaras frigoríficas ni pesticidas. Entre ellas destacan las variedades de lechugas, acelgas, cardos, cebolletas, rábanos de diversos tipos, rúculas, calabazas y espinacas. “Muchas veces la verdura donde mejor se conserva es en la tierra, aguantando hasta tres semanas. Llevamos un sistema de cultivo escalonado y limitado porque preferimos vender todo y estar unos días sin determinado producto que desperdiciar comida”, comenta Mariano. El catálogo de frutas es más limitado pero de una calidad extraordinaria: naranjas de zumo y de mesa, limones y aguacates son los productos más trabajados en la huerta.

La sorpresa final en De Higos a Peras es su horno de pan artesano con más de 15 variedades: Centeno, Sésamo, Brioche, Aceitunas negras y cacahuete, Pan blanco, Cebolla tostada…la variedad es muy notable y sirve para completar una experiencia que remonta al cliente, ya sea una humilde familia de barrio o un Chef de relevancia internacional, a la experiencia de comprar en los mercados de antaño.

Puntos de reparto De higos a peras

  • Los martes reparten los pedidos de la zona que abarca desde Estepona a Algeciras.
  • Los jueves reparten los pedidos de la zona que abarca desde Marbella a San Pedro Alcántara.

Toda la información y pedidos en http://www.dehigosaperas.es/

2018-01-19T12:47:17+00:00