Lobito de Mar, el nuevo y mejor concepto del chef Dani García

Dani García es uno de los baluartes y referentes de Marbella y Andalucía y, desde luego, un Chef con una gran y admirable capacidad de asumir riesgos. Valentía que le ha llevado a evolucionar y presentar el mejor y más elaborado concepto de alto valor gastronómico a un precio asequible. Es Lobito de Mar, está en la Milla de Oro de Marbella y Dani lo define como un chiringuito urbano.

El concepto gastronómico de Lobito, desarrollado en el Atelier durante cinco meses, es impecable. En primer lugar la cocina de producto con un trato excelente y total dominio de las técnicas empleadas en cada plato. Tiene a los mejores proveedores que le miman, la creatividad e inquietud de Dani y la destreza del Chef Ejecutivo, Santiago Guerrero. La interacción del equipo de cocina es intensa y muy fructífera.

El local es un clásico de la Milla de Oro, situado en el antiguo y bello Portalón, cuenta con una cocina magnífica y una sala luminosa y alegre rodeada de cristaleras. La decoración, muy al estilo de Dani García, es de plena vanguardia con personalidad marinera y desarrollada con materiales de calidad, que aportan prestancia y nivel a toda la propuesta.

El equipo ejecutivo, de compras y marketing, etc. completa la propuesta, trabajando segundo a segundo para mejorar (como es el caso del servicio en sala) y redondear aún más una alternativa gastronómica de nueva generación con el éxito asegurado. Un nuevo concepto que potencia y sigue ennobleciendo el catálogo gastronómico de Marbella. Todo un Lobito muy All Stars.

La Cocina de Lobito

El protagonista es el producto marino presentado con una extensa carta de pescados y mariscos. Con espetos tradicionales de sardinas y boquerones, salmonetes, gambas rojas y pescado del día. Además de atún, en diferentes versiones, ensaladas de los mejores tomates que distribuye Eladio, aliñados con AOVE de su marca fetiche, Castillo de Canena y, por supuesto, las gambas al ajillo, uno de los platos favoritos de Dani.

La Carta de arroces es extensa, con una selección de paellas playeras alicantinas-andaluzas, secas o melosas, algunas cocinadas a fuego fuerte con sarmientos. La fritura, también estrella del “chiringuito”, puede ser tanto de pescado pequeño, como grandes enteros, perfecta para compartir entre amigos.

Por último, hay que destacar los postres, con una selección de fruta de temporada, helados sorprendentes como el “Happy Hippo” o limón helado versión Lobito. Así como los típicos “Postres de la abuela” que todos hemos comido en nuestras casas, como la tarta de queso (en este caso de queso azul Payoyo), arroz con leche y vainilla, o flan de huevo (que quería ser tocino de cielo).
 

2017-08-02T08:52:16+00:00