Agura es una empresa familiar sevillana con olivares propios en la zona del Humilladero, en la provincia de Málaga. La historia de sus AOVEs arranca hace más de 100 años y es la de cuatro generaciones de la familia Aguilar Segura que compartieron su amor y cariño por la naturaleza y por el aceite de oliva. Generaciones que han dejado huella y un legado que descubriremos en nuestra IV Cumbre el próximo 14 de mayo en el Palacio de Congresos de Marbella.

La primera fue la de la bisabuela Maria que vio plantar los olivos iniciales, hoy en día ya centenarios, y se encargó de su cuidado. De estos proceden el AOVE Olivos Centenarios, un coupage de variedades tan peculiares como Hojiblanca, Lechín, Ocal y Manzanila. Destaca por sus aromas, complejidad y a la vez es suave, ligero, fácil de integrar en la gastronomía, con la sabiduría que le dan los años, con la tranquilidad del que ha visto el tiempo pasar.

La segunda generación fue la del abuelo Paco. Fue él quién plantó la segunda parcela de olivos, de las tres que dispone AOVE Agura, hace más de 60 años. De estos olivos procede el AOVE Coupage Premium (realizado con Hojiblanca y Picual), estable, verde, complejo, de intensidad media, muy aromático, con un amplia gama de matices.

La tercera generación, la de los padres Jesús y María Luisa, fue la encargada de plantar la tercera parcela de olivos. De allí procede el AOVE Picual de Agura y como los olivos de 20 años destaca por su carácter fuerte, enérgico y con gran intensidad.

El legado de la cuarta generación, la de los cinco hermanos de la familia Aguilar-Segura, es la marca del legado, el impulso de Agura Aceites de Oliva Virgen Extra. Un proyecto en donde todo se cuida hasta el mínimo detalle para conseguir la máxima calidad y que arranca por el cuidado personalizado de cada olivo para continuar por la recolección y elaboración de los distintos AOVEs.

La recogida de la aceituna se realiza a principios de noviembre, cuando está verde o en envero, que es cuando tiene mayores propiedades nutricionales y se conservan todos sus aromas intactos. Se realiza principalmente con máquina vibradora para evitar golpes y mantenerla limpia. Inmediatamente son trasladadas a la almazara donde se molturan. La extracción del aceite se lleva a cabo en frío para que conserve todos sus aromas y tenga mejor sabor.

Un cuidado y un esfuerzo que ha sido correspondido con distintos galardones internacionales. Así, la revista de gastronomía alemana Der Feinschmercker destacó los AOVE de Agura como el mejor del mundo en 2017. Un reconocimiento que se suma al logrado en Los Angeles International Extra Virgin Olive Oil Competition, uno de los eventos mundiales más importantes del sector, en 2016. Los Aceites de Oliva Virgen Extra de Agura consiguieron una medalla de oro y otra de broce, además de una de plata que premio su Packaging.

Unos AOVEs, sin duda, All Stars que descubriremos en nuestra IV Cumbre el 14 de mayo. Más información en https://aoveagura.com/

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here