La revolución del AOVE en la Alta Gastronomía se llama Maroleum

Por fin los grandes AOVEs malagueños, así como del resto de España, Andalucía y el mundo, ocupan el lugar que les corresponden en un restaurante gastronómico. Se llama Maroleum, se ha inaugurado hace varias semanas, y está en la nueva zona marítima de Málaga de moda, muy cerca de La Térmica y los museos de Arte Ruso y del Automóvil, en primera línea junto al mar. Su artífice es el joven Daniel García Peinado, que estudió cocina de la novena promoción de La Cónsula (2001-2003), además de Turismo, y conoce muchos temas de Nutrición, integrante de la Selección Española de Cocina y con una importante carrera profesional en la cadena Vincci. Concretamente como Chef Ejecutivo del Vincci Selección Aleysa de Benalmádena, con el restaurante Alamar.

Pero la inquietud por evolucionar, seguir aumentando su conocimiento y el trabajo desarrollado en el mundo del AOVE con los mejores del mundo han llevado a Daniel a impulsar su propio proyecto: Maroleum. Donde demuestra tres cosas: que es un grandísimo cocinero;  que abandera la nueva revolución del AOVE en la Alta Gastronomía, una auténtica misión donde Marbella All Stars, como asociación de Amigos de la Alta Gastronomía se implica completamente y que Maroleum es el nuevo aspirante malagueño para conseguir la estrella Michelin.

En Maroleum nada se ha improvisado. La propuesta gastronómica y bodega son sobresalientes; el local es fantástico; cuenta con la última tecnología; el equipo se ha articulado con algunos de los mejores profesionales con trayectorias en restaurantes de referencia; la vajilla, cristalería, elementos de mantelería son exquisitas; la decoración refuerza la línea argumental de cocina del AOVE…

Un conjunto de elementos imprescindibles para un restaurante gastronómico de éxito con el valor añadido del potente eje vertebrador y conductor: mostrar y promocionar todos los valores gastronómicos y nutritivos de los nuevos y mejores OAVEs. Mucho trabajo por delante, que habrá que ir refinando y difundiendo.

En esta primera aproximación a Maroleum nos detenemos en la calidad y variedad de su Menú Gastronómico. Porque Maroleum tiene más sorpresas, como los Desayunos Saludables y toda la labor de difusión de los valores de la nueva gastronomía vinculados al AOVE.

El Menú arranca con la Ostra malagueña, que en realidad es una concha fina con oleandesa (como guiño al AOVE) cítrica y hierbas, pura armonía en el plato. Sigue con el canelón de secreto ibérico, verduritas y vainilla, canelón delicioso pero cuyo sabor en nuestra cata quedaba ligeramente encubierto por la cubertura de piña deshidratada. La gamba con tapioca y leche de tigre, de gran impacto aromático. El huevo negro a baja temperatura (uno de nuestros preferidos por la profundidad de sabores y texturas de la composición, donde se suceden diferentes capas que van adentrando al comensal en una dimensión muy especial) con ajo, plancton y umami. La corvina en salsa verde con cornicabra, picual, ajo y perejil, un plato de sobresaliente. Para finalizar con la pluma ibérica, con gambas, verduras y jugo thai, en una gran y divertida presentación y que sólo por probarlo, merece la visita al restaurante. Cerramos con AOVE en postres: con dos propuestas aguacate, choco blanco y lima, por una parte y yogur, plátano, miel y cacahuete.

El maridaje perfecto y bien explicado a cargo del sumiller Pablo Cioffi con dos referencias de la bodega Otazu de Navarra para comenzar el blanco chardonnay 2016 y el rosado Merlot 2016, a continuación Figuière, rosado de Provenza, con un impecable y delicioso cougape y para terminar Pardo Rey Elite, tinta fina 2010, de Ribera de Duero.

Un gran Menú, con buen ritmo, capacidad de sorpresa y, desde luego, de emoción, y mucha técnica que deja totalmente satisfecho al comensal, con un precio también muy razonable de 75 euros por persona.

Muchos detalles que articulan una propuesta muy especial. Pero destacar, por encima de todos uno, la Oleoteca o el refrigerador donde se conservan los AOVEs, en perfectas condiciones, a 14 grados y 65 por ciento de humedad. Que atesora entre 60 y 70 referencias que se usan habitualmente en la cocina, además de las casi 500 marcas de todo el mundo presentes en Maroleum. Cualquier restaurante gastronómico que se precie debería de tener su Oleoteca con su Colección de AOVEs.

Así comienza la revolución del AOVE en la Alta Gastronomía. Un orgullo contribuir a impulsarla con Dani García Peinado. Porque siempre #JuntosBrillamosMas

Más en www.maroleum.es

2017-09-15T10:24:45+00:00