La Mesa 8 “Promoción del Turismo Gastronómico Excelente de Marbella y Málaga en un entorno internacional” del Networking de la III Cumbre Marbella All Stars celebrada el pasado 14 de mayo en el Hotel Gran Meliá Don Pepe sacó como conclusión principal que hay que conseguir que la Gastronomía sea un segmento turístico en sí mismo y no un complemento a otros atractivos como la playa o el Golf. En ella se hizo un llamamiento a empresas, instituciones y medios de comunicación para trabajar conjuntamente y potenciar las experiencias gastronómicas, haciendo de Málaga un destino único.

La mesa estuvo moderada por Arantxa López, periodista de la revista especializada Agro Magazine, y compuesta por Arturo Bernal, del Patronato de Turismo de la Costa del Sol; Tamara Cordero, Directora del Hotel Meliá Banús; Alejandra Feldman, de la página web Periodismo Gastronómico; Sergio Fernández, Director Comercial de Eladio Frutas y Verduras; Juan Carlos Luna, Director del Marbella Club Hotel; Antonio Mayor Siles, de NOE Events; Alfredo Ramiro, Director del Club Santa María Golf de Marbella; Mª Carmen Segovia, Subdirectora del Hotel Elba Estepona y Manolo Tornay, Presidente de la Academia Gastronómica de Málaga.

El grueso de las conclusiones a las que se llegaron en la mesa se pueden enumerar en los siguientes puntos:

1. Hay que trabajar más con las experiencias y con las expectativas de los clientes que vienen a la Costa del Sol. Las Administraciones, empresas y medios de comunicación han de trabajar en potenciar las experiencias gastronómicas del turista.
2. Hay que trasladar correctamente el elemento cultural de nuestra gastronomía a las mesas. Apostar por la excelencia.
3. Mantener la línea de sol y playa, pero haciendo hincapié en la parte gastronómica.
4. Seguir trabajando por la desestacionalización y que la gastronomía sea un segmento en sí mismo y no un complemento. Que el turista elija Málaga por la gastronomía al igual que lo hace por la playa o por el golf.
5. Es necesario hacer un llamamiento a instituciones y empresas para que trabajen en común y hacer en Málaga un itinerario gastronómico único y que sus diferentes zonas no compitan entre sí. Crear un destino único.
6. Potenciar la formación. El turista demanda cada vez un servicio más cualificado y las administraciones deben llegar a un entendimiento para ofrecer una formación oficial común. Hay que trabajar en la cualificación y también en que las condiciones laborales se dignifiquen. Hay que crear profesionales motivados.
7. Promocionar y potenciar los productos locales de la mano, entre administraciones y empresarios, sinergias como las que representa la marca Sabor a Málaga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here