La excelencia en armonía con la naturaleza de Marbella Club Golf Resort de Benahavís

Una de las grandes cualidades y elementos que diferencian a Marbella en el mundo es que cuenta con multitud de escenarios únicos y exclusivos, con muchísima personalidad. Marbella es la unión de propuestas irrepetibles. Ninguna es mejor o peor que otra. Son diferentes. En el interior, junto al mar, siempre con la montaña de La Concha como bandera.

Uno de esos iconos es Marbella Club, el precursor de la excelencia en Marbella. Ejemplo del auténtico lujo, donde la excelencia es tan natural como respirar, alejada de la estridencia, en comunión con la naturaleza y la creación. El espíritu de su fundador, el Príncipe Alfonso de Hohenlohe-Langenburg, se ha mantenido intacto en el hotel y se ha traspasado a cada uno de los espacios que el grupo empresarial ha desarrollado, como su Golf Resort.

Marbella Club Golf Resort es un tesoro realmente muy escondido, en el municipio de Benahavís, por encima de los campos de Golf de Villapadierna, a la altura de la barriada esteponera de Cancelada. Parece imposible que al final de la carrera de curvas, se pueda acceder a un espacio tan bello y con una personalidad tan marcada. El campo de dieciocho hoyos cuenta con una preciosa Casa Club que aloja el estupendo restaurante, con Raúl Martínez como chef, bajo la dirección de Simón Padilla, Chef Ejecutivo de todo el grupo.

El restaurante está abierto desde la mañana y hasta media tarde, tanto para los jugadores, como para el resto de visitantes y merece una visita por todos aquellos aficionados a la gastronomía que busquen un entorno tranquilo, bello y muy cuidado. El salón interior es encantador para los días más frescos y cuenta con una gran terraza exterior sobre el lago del campo, que puede utilizarse durante todo el año. Es un espacio de relax, tertulia, disfrute y, desde luego, también para cerrar negocios de alto nivel.

La Carta es amplia, variada, de inspiración clásica, donde manda el producto. Respecto al precio es totalmente razonable y asequible para todo aquel que quiera disfrutar de este paraíso, una media que ronda los 40 euros para una comida de primer nivel, pero también hay opciones de sándwiches y baguettes. Respecto a los vinos, referencias ganadoras y posibilidad de catar grandes vinos, como corresponde a la Marca de Marbella Club.

La presentación de los platos es especialmente esmerada, como pudimos comprobar con las ensaladas: de langostinos, aguacates y salsa de pimientos del Piquillo y de espinacas baby con beicon, aguacate y balsámico reducido y el delicioso tartar de atún. La categoría de la cocina de Marbella Club se percibe especialmente en los platos principales, por la calidad del producto y punto perfecto de cocina para cada ingrediente. Las dos propuestas que disfrutamos fueron los lomos de rodaballo a la parrilla con espárragos, calabacín y tomates y el magret de pato con especias y fruta confitada.

Los vinos con los que maridaron la comida fueron dos Rioja: el blanco Lealtanza 2016, de Bodegas Altanza, Viura, 85 por ciento y Sauvignon Blanc, 15 por ciento y el tinto Finca San Martín, 100 por cien tempranillo de la bodega Torre de Oña.

Así es Marbella Club Golf Resort, una auténtica sorpresa, donde se respira la esencia de ese lujo tranquilo mediterráneo que hace a Marbella única en el mundo. Teléfono de reservas 952 937 051.

2017-09-25T09:41:50+00:00