Hace unos meses descubríamos Lima 26, una nueva, fantástica y sorprendente propuesta de cocina Nikkei en Marbella. En segunda línea de playa del paseo marítimo, en una zona con variada oferta, el número 4 de la calle Camilo José Cela. En un local humilde, pero lleno de encanto.

Este verano hemos comprobado la consolidación del proyecto de los hermanos Villanueva, Jack  Smith en la cocina y Rally Neil en la coctelería. Ambos compaginan sus trabajos centrales con Lima 26. Jack en Nobu en Puente Romano y su hermano en la coctelería del hotel Sisu de San Pedro Alcántara. Lima 26 es su negocio familiar y su capricho.

El restaurante es sobresaliente por calidad, creatividad y también servicio con la incorporación de José Manuel Fernández en sala. Un joven profesional con una importante trayectoria en Marbella, en locales tan consolidados como Santiago. La llegada de José Manuel ha elevado notablemente el nivel de calidad global del local. Explica cada plato con conocimiento y mimo, involucrando al comensal y mejorando el grado de satisfacción global de la experiencia.

La nueva visita a Lima 26 ha sido la segunda inmersión en el universo de los hermanos Smith. Todos los platos que probamos fueron nuevos y la experiencia fue aún más sobresaliente que en la primera ocasión.

Arrancamos con un colosal daikiri de sandía con frutos rojos y un toque de lima que nos acompañó durante toda la velada, de sobresaliente presentación y sabor. El coctelero nos explica que prepara una propuesta nueva cada semana y están teniendo una estupenda salida.

 

Arrancamos con los piqueos. Las alitas chiferas en salsa asiática en su punto y los tequeños con guacamole, que son una masa china frita rellena de queso y acompañada de guacamole. Los dos platos estaban perfectos. Impecables de punto de elaboración y muy divertidos de comer.

  

De entrantes probamos el ceviche mixto de mariscos, pescado, pulpo y leche de tigre. Todos los pescados excelentes, muy bien cortados. Intenso y original. Muy aconsejable para los amantes del ceviche.

     

Fuera de carta nos ofrecieron el tiradito nikkei de láminas de salmón con soja y yuzu, con un toque de jengibre. Un plato muy elegante en la línea de Nobu, pero con la autenticidad gastronómica de Lima 26.

El colofón fue el Trío de causas. Un plato que nos sorprendió por originalidad y técnica, es una masa de papas con tres tipos de salsas con ceviche clásico, pulpo y ají de pollo. Colosal.

 

El postre que elegimos fue Suspiro Limeño, con dulce de leche. Un sutil final para una cena sobresaliente. Nos encanta Lima 26 por autenticidad y compromiso con las raíces gastronómicas de Perú. Una suerte tenerlo en Marbella.

Recuerda nuestra primera visita a Lima 26 en:

http://www.marbellaallstars.es/la-sorprendente-cocina-nikkei-jack-smith-lima-26-del-centro-marbella/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here