En Salduna Beach, el restaurante de playa que dirige Trudy Chinarro en Estepona, muy cerca del límite con Marbella, todo está pensando para emocionar y mimar a sus clientes. El Beach Club evoluciona y mejora cada año, tanto gastronómicamente como en puesta en escena y servicio. Es un espacio rebosante de belleza y sabor, muy discreto, al que siempre gusta volver, desde el final de la mañana y hasta la noche.

Salduna Beach es un espacio y una propuesta muy emocional, donde están cuidadas las formas, los volúmenes, los colores, la orientación hacia el sol o la sombra… Fruto de la delicadeza y esmero que Trudy y todo su equipo proyectan en su trabajo. Pero también es un espacio libre y sereno, sin etiquetas ni normas impuestas. Un escenario auténtico e inspirador, de arraigada personalidad.

                  

La primera comida en Salduna Beach de la temporada 2019 demuestra que el restaurante continúa evolucionando con platos frescos, que cuentan historias divertidas y envolventes. Que relajan al comensal y permiten fundir su mente con el ambiente paradisiaco junto al mar. Platos de sabores y presentaciones muy vanguardistas.

Así ha sido esta primera Experiencia en Salduna Beach al final de la primavera:

  • Ceviche de langostinos con leche de tigre, aji amarillo, cilandro y cebolla morada. De impecable y divertida presentación, con fantásticos contrastes de sabores que despiertan el apetito e invitan a continuar.
  • Tartar de atún rojo con gazpacho de jalapeños. Un clásico que siempre elaboran impecablemente en Salduna.

 

 

  • Ensaladilla rusa de gambitas y mahonesa casera ligera. Estupenda versión muy ligera y sabrosa.
  • Pulpo en témpura con mango, puré de raíz de apio y patata violeta. Un plato diez, por sabor, texturas y presentación. Una forma muy original de elabora y presentar el pulpo, un imprescindible de la Costa del Sol.
  • Tataki de atún rojo de almadraba. Gastronómicamente impecable y de presentación sobresaliente, sencilla pero muy original.

  

Una comida ligera y capaz de genera un montón de emociones a cual más positiva que terminamos con dos postres que son auténticas experiencias.

  • Texturas de chocolate para los muy golosos. Con mousse de chocolate blanco, crema de chocolate negro, tierra de chocolate y avellanas, tarta de chocolate y almendra, sopa de Baileys y helado.
  • Una deliciosa propuesta en rosa, con frutos rojos, helado y hasta nubes. Platos muy fotografiables que se disfrutan un montón.

           

Es sólo el arranque de la temporada más memorable de Salduna Beach que seguiremos descubriendo muy pronto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here