Experiencia Gastronómica Buchinger Wilhelmi o la interpretación de la comida como terapia

Entrar en el universo gastronómico de Buchinger Wilhelmi es acceder a otra dimensión. Buchinger Wilhelmi es posiblemente una de las clínicas de ayuno terapéutico más prestigiosas del mundo con dos espacios, uno en Marbella y otro en  Bodensee, en el Lago Constanza, Alemania. Además de un exitoso proyecto empresarial familiar de cuarta generación,

Buchinger Wilhelmi Marbella, con 44 años de trayectoria es, de hecho, unos de los principales puntales de la excelencia del destino. Fue impulsada por Maria Buchinger, hija de Otto Buchinger, médico, filósofo y pionero del ayuno terapéutico en Occidente y actualmente ya es dirigida por su nieto, Víctor Wilhelmi que acaba de tomar las riendas de la empresa familiar. La propuesta de Buchinger Wilhelmi contempla dos alternativas gastronómicas para sus pacientes, ayuno terapéutico totalmente controlado y dieta calórica, siempre en un entorno terapéutico global con objetivo de alcanzar la curación del cuerpo y el alma, el bienestar.

La experiencia gastronómica en este entorno tiene una importancia, enorme como parte de la terapia del tratamiento, lo que implica el trabajo conjunto de cocina y médicos nutricionistas para las dietas calóricas. Pero además de eso, Buchinger Wilhelmi ha seguido avanzando en su concepto gastronómico y ha dado una enorme importancia a la comida en los últimos años con la incorporación hace siete años de Fernando Sánchez después de un exhaustivo proceso de selección.

El refinamiento de los platos de Alta Gastronomía con control nutricional y calórico

Fernando cuando se integró en Buchinger Wilhelmi era un joven chef de éxito, aunque con una dilatada carrera, tanto en su faceta de cocinero, como de creador y gestor de conceptos, de recursos humanos, formación y muy comprometido con los temas de nutrición y alimentación responsable.

Era la persona adecuada para que las propuestas gastronómicas de Buchinger Wilhelm pasaran de ser meros platos que cumplían fielmente las exigencias nutricionales y calóricas a convertirse en auténticas creaciones de Alta Gastronomía. Un paso más de avance y refinamiento de la propuesta de la clínica.

Marbella All Stars ha disfrutado de una comida muy especial con Victor Wilhelmi y Fernando Sanchez donde hemos comprobado el enorme camino que le queda por recorrer a la Alta Gastronomía hacia un concepto más sano. Además de la importancia gastronómica que tiene el elegir productos procedentes de una agricultura y también ganadería ecológicas, sostenibles y respetuosas con el Medio Ambiente. Valores fundamentales para el espíritu de Marbella All Stars.

Los platos que Fernando Sánchez, junto con Lourdes Villalba, responsable de I+D prepararon para Marbella All Stars fueron los siguientes:

Arrancamos con una patata rellena de una crema también de patata, con una base de apio raíz y apio raíz ahumado, con polvo de piel de patata, queso y unas flores secas. Equilibrio y sosiego gastronómico, pero también profundidad y contundencia, las mismas que transmite un plato como el pulpo de Feria que tantas propuestas de Alta Gastronomía ha inspirado.

Continuamos con una ensalada de hojas del huerto, recién recolectadas. Elaborada con una trocadero, una hoja de roble y algunos brotes y aliñada con una crema láctea a base de algas y plancton, con un poco de kale salteado y una salsa de mango. Un correcto plato de transición.

Coliflor de los huertos. Elaborada con coliflor rebozada con harina de maíz con especias y después hecho al horno, con un toque dulce de pera, con las pencas de la coliflor. Todo sobre una crema con parmesano y cebolla fermentada. Un plato espectacular, por creatividad, intensidad de sabores y estructura. Así como por emplatado. Capaz de saciar el espíritu inquieto del foodie más exigente. Una propuesta que marca un camino de la revolución de la Eco Alta Gastronomía.

Finalizamos con una crema pura de naranja de los huertos con manzana, gajos de naranja y pomelo con un sorbete de smoothie de verduras y frutas (menta, calabacín, espinacas y manzana). Refrescante e inspirador.

Los cocineros tienen una enorme responsabilidad para impulsar la agricultura correcta

Desde el punto de vista gastronómico, la comida, de ejecución brillante, destacó porque los platos nos contaban muchas historias. Eran platos llenos de un discurso claro, trabajado e inspirador. Así lo explica Víctor Wilhelmi: “tenemos muchas historias para contar a nuestros clientes y llegamos hasta donde ellos quieren. Podemos hasta llevarles al propio huerto donde nacen estas verduras. Hay que ponerse en la piel de nuestros pacientes y pensar que hacen la última y la primera comida de la terapia de ayuno. Imaginad que nivel de percepción pueden llegar a tener con la comida”,

La evolución de la exquisitez y la pureza gastronómica continúa en la clínica y actualmente está inmersa en un ambicioso proyecto con agricultores locales para lograr que la mayor parte de su despensa de frutas y verduras proceda de un entorno muy cercano y sean ecológicas. El proyecto evoluciona muy bien y actualmente ya han entrado 21 toneladas de producto desde agosto. El mensaje es claro, según índice Víctor Wilhelmi: “los cocineros tienen una enorme responsabilidad para impulsar la agricultura correcta”. Es una iniciativa puntera que muy pronto desvelaremos en un reportaje de Marbella All Stars NEWS.

2018-03-05T09:54:45+00:00