Descubrimos los restaurantes europeos favoritos de las celebrities de la moda y el diseño

Marbella es referente de la moda y el glamour en Europa desde principios de los 70. Por ello, desde Marbella All Stars, en consonancia con nuestro afán de captar todas las tendencias globales, realizamos un recorrido por los restaurantes de éxito entre los grandes iconos de la moda y el diseño. La idea de relacionar el universo de la moda y fashion con la gastronomía es claramente un filón por explotar que ya supone un buen nicho en ciudades como Londres, Milán o París.

La fórmula gastronómica ganadora en el mundo de la moda, ya sean modelos o diseñadores, está alejada del exceso y tiene más que ver con pequeños bocados, alimentos frescos y ligeros e incluso la fast food bien entendida. Una de las características esenciales de la cocina que demanda este exclusivo colectivo es la sencillez y frescura, buena apariencia en los platos y, sobre todo, variedad y convivencia de varias cocinas internacionales en la carta (italiana, española, francesa, asiática e, incluso, norteamericana). Comenzar con un Tartar (atún, salmón o langostinos) y degustar un risotto –en cantidad ajustada- para terminar con algo de fruta de primera calidad servida y cortada en pequeñas porciones es un menú que puede servir como ejemplo paradigmático. Se trata de un colectivo, el de la moda, que rara vez consume pan en sus almuerzos o cenas. También tienen mucha fuerza las comidas entre horas como el brunch (entre el desayuno y el almuerzo) o pequeños pero elaborados snacks a maridar con zumos, vinos o coctelería por la tarde-noche.

En una mansión victoriana entre Kensignton y Notting Hill (Londres) se encuentra Casa Cruz, uno de los restaurantes favoritos de las celebridades del mundo de la moda de la capital británica. En él se dan cita personajes del mundillo como el matrimonio Beckham, la modelo Naomi Campbell o el diseñador Tom Ford. Su responsable, el chileno Juan Santa Cruz, tiene claro que la fórmula gastronómica para su público es la sencillez y una mezcla de lo mejor de cada país: jamón español, carne argentina, pasta italiana o caviar ruso. Cerca de ahí y sin salir de la capital británica, el híbrido entre café y restaurante Patty and Bum ofrece fast food de Alta Gastronomía a modelos y actrices como Cara Delevigne y está situado en Mayfair, barrio que acoge algunos de los desfiles de moda más prestigiosos.

En Milán, Bice Restaurante está situado en plena Milla de Oro de la moda y alberga desde 1939 a los personajes más relevantes de la sociedad milanesa: diseñadores, modelos, futbolistas y hombres de negocios. Sus especialidades culinarias son el Tartar de salmón, los spaguetti carbonara y el tiramisú. Otra de las instituciones de la restauración fashion que se encuentran en la capital milanesa es Da Giacomo, con el marisco fresco más solicitado por la élite de la ciudad. Para tomar un cóctel, todo personaje del mundo de la moda debería acercarse al Hotel Four Seasons, lugar del aperitivo de leyendas como la ex modelo y directora creativa de Vogue, Grace Coddington o el diseñador marroquí Alber Elbaz.

Durante la Semana de la Moda de París es obligada la visita al Café Ruc, frente a la plaza del Palacio Real y el Louvre. Allí comparten almuerzos entre hamburguesas y copas de champagne diseñadores, modelos y editores de revistas de moda, en una decoración que se mueve entre el lujo y la decadencia, algo normal en este tipo de restaurantes, frecuentados por un pequeño y cerrado mundillo que, a veces, supone una realidad paralela en la gastronomía, pero también es un universo a explotar por los restauradores de una ciudad como Marbella.

Secuencia de fotos: Café Ruc, Patty and Bum, Bice, Giacomo, Casa Cruz.

2017-10-04T09:08:43+00:00