El Chef peruano, Luis Arévalo, precursor de la cocina nikkei en España, evoluciona el concepto de su restaurante Kena Madrid

La cocina de Luis Arévalo es toda una experiencia para los aficionados a los sabores orientales. Pues además de la base japonesa, se añade el tope americano de Perú. Es la cocina nikkei o fusión de la japonesa y peruana, que se originó con motivo de la oleada de inmigrantes nipones que llegaron a Perú a finales del siglo XIX.

El cocinero peruano cuenta con una larga trayectoria de absorción de conocimiento en Europa. En Madrid, trabaja en Kabuki entre 2003 y 2007, y dirige después sus primeros restaurantes, 99 Sushi Bar y posteriormente Nikkei 225. Hace sólo tres años abrió Kena, en un amplio local de la calle Diego de León, con diferentes espacios y dos zonas de preparado, una para caliente y otra para frío, a modo de barra vista.

Kena fue un concepto de éxito desde su apertura y tan sólo nueve meses después aparece recomendado en las Guías Michelin y Repsol. Una propuesta que el Chef quiere seguir evolucionando. Así lo explica: “hay que seguir acercando Kena a los cliente. Para conseguirlo vamos a colocar la barra de coctelería a la entrada y también dar algunos toques a la Carta para hacerla más asequibles”.

La Carta de Kena es clara y ajustada de platos, lo que facilita la elección para quienes no estén familiarizados con este tipo de cocina. El chef y todo el equipo de sala explican a la perfección cada una de las propuestas, proporcionando un mayor disfrute de los platos cuando se degustan.

Algunas entradas que hay que degustar son los dos tipos de gyozas, de ortiguillas de Parihuela de Mariscos y las de rabo de toro. Son perfectas para adentrarse en el universo creativo de Luis Arévalo. Los anticuchos de Mollejas de cordero sobre shiso resultan también deliciosos. Es destacable y muy hermosa visualmente la caballa en escabeche. La carta cuenta también fantásticos tiradito de salmón y atún, ceviches, tartares y carpaccios. Para los postres hay tres propuestas, entre las que destaca en la carta de mediados de septiembre, el helado de Lúcuma con espuma de café y mango.

Respecto a la carta de vinos es ajustada, pero con alternativas perfectas para maridar los singulares sabores de Kena. El sumiller nos recomendó el alemán Loosen Dr L 2016, elaborado con la variedad riesling, una uva blanca originaria de la región del Rin, en Alemania, con la que se realizan propuestas de diferentes Denominaciones de Origen. Loosen Dr L es producido por Ernst F. Loosen, que elabora algunos de los vinos más famosos del Mosela. Es un vino de carácter, con toda la complejidad de los mejores Riesling, cuyo dulzor armoniza muy bien por los platos.

Una experiencia imprescindible para los madrileños o quienes visitan la ciudad que muy pronto se actualizará y que seguiremos con atención.  Más en www.kenadeluisarevalo.com

2017-09-18T09:42:26+00:00