La pastelería y heladería C´era Una Volta, “erase una vez” en italiano, situada en Puerto Banús abrió sus puertas el pasado verano con un equipo puntero dirigido por Thierry González Floro. Un profesional multicultural de raíces mediterráneas enormemente conocedor y apasionado de su trabajo.

El reto de C´era Una Volta era importante: la comercialización y también la difusión del conocimiento, de auténticos helados artesanos, elaborados con la formulación y la maquinaria adecuada. Productos prácticamente inexistentes en España, pues la mayoría de los helados que se comercializan en nuestro país son industriales, con exceso de grasas. Nada que ver con los helados de C´era Una Volta, untuosos en boca, de sabores intensos y originales, elaborados con los mejores productos y hasta leche fresca procedente de una granja de Antequera.

Helados del joven chef heladero Fernando Andrés Jara, que llega a Marbella después de una trayectoria de éxito en el Grupo Paraguas de Madrid. C´era Una Volta ofrece una variada carta, con una media de treinta sabores de todo tipo, clásicos, originales, de frutas, para los amantes del chocolate. Realizamos una cata de cuatro sabores: mango, frambuesa, pistacho y chocolate Valrhona  Guanaja 70 por ciento. Untusosos, de profundidad de sabor, que se dejan disfrutar y degustar y cuyo frío no anestesia las papilas gustativas, sino que las envuelve.

 

Originalidad, texturas y sabor

Respecto a la pastelería artesana, sigue tres principios: original como fiel al origen de la gastronomía; con un profundo conocimiento de las texturas y con profundidad del sabor. Para conseguirlo la materia prima es igualmente fundamental, como los pistachos de Sicilia que  se compran a 70 euros el kilo o las avellanas de Piamonte.

Otro de los productos que simboliza este espíritu es la vainilla auténtica que se utiliza. Pues el 99 por ciento de la vainilla que consumimos es sintética. La producción de vainilla a partir de la planta es, de hecho, muy escasa, apenas unas 40 o 50 Toneladas al año y es la tercera especie más cara del mundo detrás del azafrán y el cardamomo.

 

 

Es una pastelería con el color natural de los productos. En un momento en que la moda es la pastelería de colores muy fuertes que se consiguen con componentes no naturales. También equilibrada y con los porcentajes mínimos de azúcares siempre de la mejor calidad. Propuestas que son un auténtico lujo gastronómico elaboradas por el chef Eugenio Moral.

Catamos cuatro propuesta, C´era Una Volta, que mejor define el concepto como unión de originalidad, texturas y sabores. Con una tarta sable montada al revés, con coulis de naranja y fruta de la pasión y cremoso de café. Con un equilibrio absoluto de sabores que desfilan en línea en el paladar.

Partner estratégicos de Marbella bajo 0

La segunda fue la tarta crumble de manzana granny. La manzana que menos cruces tiene y ofrece un sabor más intenso. El resultado es impresionante con vainilla natural. Fue la que más nos impresionó.

A continuación un bizcocho sin gluten igualmente equilibrado y terminamos con un brownie de chocolate absolutamente casero, donde se podían ver y saborear los frutos secos cortados a cuchillo. Otra muestra de la obsesión por la calidad es que cuentan con su propio tostadero.

Nos hemos enamorado tanto de C´era Una Volta, de su entusiasmo, creatividad y profesionalidad que van a ser nuestros partner estratégicos en el nuevo espacio Marbella bajo 0 que estrenamos en la próxima Edición de la IV Cumbre de Marbella All Stars que tendrá lugar el próximo martes, 14 de mayo en el Palacio de Ferias y Congresos de Marbella. Estamos trabajando ya intensamente para compartir con todos los profesionales conocimiento y sabor de la heladería artesana auténtica para hacer brillar más a Marbella y toda la Costa del Sol. Porque #JuntosBrillamosMas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here