Arranca la Navidad 2017 en Marbella con el 45º Cocido madrileño del Marqués de Nájera en Los Monteros

Marbella es excéntrica, chic, con toque aristocráticos, especial. Única en el mundo. Tiene, además de una belleza y un clima fantástico, un estilo propio. Es capaz de sacar lo mejor de las personas que viven en ella y la visitan. En Marbella se suceden eventos especiales a cada momento.

La Navidad, por ejemplo, arranca cada año en el Hotel Los Monteros, con un cocido madrileño. Es una comida de Navidad muy especial. Un cocido que celebró por primera vez en 1972, Angel Fernández de Liencres y de la Viesca, Marques de Nájera, uno de los promotores pioneros de la Costa del Sol. El Marqués colaboró en 1962 con el financiero Ignacio Coca en la puesta en marcha de la urbanización Los Monteros, donde luego se levantaría el hotel.

El Marqués de Nájera celebró ese primer cocido con poco más de diez amigos e impulsores de la zona, entre los que se encontraban profesionales del turismo, de las instituciones públicas y periodistas. El objetivo era estrechar lazos y celebrar la llegada de la Navidad.

Una tradición que se ha consolidado, vive un momento de plenitud y este año ha convocado en La Cabane a más de dos centenares de personalidad de Marbella. El año pasado el cocido ya fue todo un éxito con la celebración de recién concedida Q de Calidad Turística, la primera en llegar para un hotel malagueño. Fue una comida entrañable que tuvo lugar en el Salón Real, que parecía insuperable y que este año se ha sublimado en La Cabane.

El motivo de celebración en 2017 ha sido, además de la amistad y de la llegada de la Navidad, la próxima puesta en marcha del Racket Club de Los Monteros. Un nuevo proyecto que seguirá impulsando el liderazgo tanto del hotel como del destino.

Todo el equipo de Los Monteros, liderado por Fernando Al-Farkh, impulsor y socio fundador honorífico de Marbella All Stars, prepara esta singular comida navideña con mimo. El equipo de dirección y comercial con la selección minuciosa de invitados, el de eventos con una organización minuciosa y puesta en escena brillantes y el de cocina, con el Chef Sebastián Conejo a la cabeza, con un elevado nivel gastronómico.

La superación de una receta clásica

El cocido de 2017 estaba perfecto, más afinado aún que el del año anterior, toda una hazaña, pues mejorar un plato tan tradicional resulta complejo y hay que echar mucha pasión. No faltaba ningún ingrediente y todo estaba en su punto de cocción perfecto: los garbanzos de Castilla, el jarrete de vaca, el pollo, la gallina, las morcillas, chorizos, tocino ibérico salado, panceta fresca, punta de jamón ibérico, lomo alto de cerdo, ternera y cerdo picados, repollo, zanahorias, nabos, patatas, judías verdes … Arrancamos con la sopa y posteriormente cada comensal elegía su combinación.

Previamente se sirvió en el exterior de La Cabane un estupendo coctel, con la gran suerte de que el día fue excepcional, casi primaveral y muy soleado. La propuesta de postres fue impresionante como siempre caracteriza a La Cabane, con el toque de los Trocos de Navidad de ensueño por colores, formas y sabores. Los vinos elegidos para el maridaje fueron, por segundo año consecutivo, los de Grupo Jorge Ordóñez: Botani espumoso para los brindis iniciales y finales; Botani seco como blanco de cabecera, el excelente moscatel de Málaga y Breca, el 100 por cien garnacha de Calatayud, uno de los mejores tintos españoles, con gran personalidad.

Una comida muy especial que fue un escenario del talento colectivo de Marbella para cerrar un año ganador y que anticipa un 2018 cargado de sorpresas. Felicidades a todo el equipo de Los Monteros por esta brillante tradición.

2017-12-15T11:34:16+00:00